martes, 26 de febrero de 2013

Saint Paul de Vence



Antigua Ciudad de Artistas




Saint Paul de Vence es un pueblo encaramado en la cima de una de las tantas montañas de la Provenza, es un sitio excepcional de la que los ojos miran hacia los Alpes, el macizo del Estérel y el Cabo de Antibes. De su pasado aún se pueden observar las murallas que rodean su camino, sus cañones y otras cuantas reliquias. Pero al parecer, las hazañas de guerra, no son precisamente lo que causa su reputación.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la Côte D´Azur cobro fama sobretodo entre el medio artístico. Tal vez fuera su luz particular, su vida calmada y alejada del París frenético, su pacifico y hermoso mar… sea como fuere, escritores, músicos, pintores y cineastas comenzaron y siguieron viniendo de todo el mundo para visitar está parte de Francia. Siendo así que Saint Paul de Vence ha atraído a gente como Henri Matisse, Jacques Prévert, Auguste Renoir, James Baldwin y Pablo Picasso. Que han estado disfrutando de este “pequeño paraíso terrenal”, en el que juegan a la Petanca (1) y se consagran al arte. Volviendo con los años a Saint Paul de Vence, como una ciudad de mito artístico que es ahora.

Y con toda la razón, porque la primera vez que uno cruza la puerta de Saint-Paul de Vence, se puede observar una Torre Matacán(2). Se puede caminar por un antiguo camino romano, el “Pontis” un pequeño puente que cruza la calle y conecta dos casas. Y además están los símbolos de la ciudad, como la arquitectura de las casas de la "Villa Real" aprobada por Luis III y "La Fuente Grande" que es de las más famosas de Francia.


En el centro histórico de la ciudad, se pueden descubrir los restos del Castillo, la Iglesia de la Conversión de Saint-Paul, la capilla de Saint Clément y el albergue de la Colombe d´Or, que es un lugar de encuentro muy conocido entre los artistas. 








En las afueras de las murallas, se puede visitar el cementerio en el que descansa Marc Chagall o también está el museo de la Fundación Maeght, que posee un espléndido Jardín en donde se alberga una diversidad de obras de arte, entre las que se pueden encontrar muchas obras de Miró.




(1)  La petanca es un juego popular que se practica en varios países del Mediterráneo, España y Argentina.  Se practica en zonas llanas, de grava o arenosas, creando pistas rectangulares. El juego consiste en lanzar una serie de bolas metálicas con el propósito de acercarse lo más posible a una pequeña bola de plástico o madera que ha sido lanzada anteriormente por un jugador.
ENCICLOPEDIA DE LOS JUEGOS. Las reglas de 500 juegos, Ed. Paidotribo, 2003.
(2)  Un matacán es una estructura sólida que se ubica en la parte alta de una muralla, torre o cualquier otra fortificación y que sobresale de ésta por su parte exterior. Normalmente era empleada, durante un asedio o asalto, como un lugar seguro desde el cual sus defensores pueden mirar y atacar al enemigo. Consiste en una plataforma con orificios, a través de los cuales, piedras, materiales ardientes y otros tipos de proyectiles pueden ser lanzados sobre los atacantes que se hallen debajo, al pie de la fortificación defendida; en la cual se apoya un muro avanzado que sirve de protección y que tiene por fachada, en el que puede haber aspilleras o almenas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario